Goal: To save Picasso’s murals in Oslo

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El MoMa de Nueva York envió el jueves una carta al gobierno noruego pidiendo que se reconsiderase la decisión de derribar el edificio Y-Block, que tiene los famosos 5 murales que Pablo Picasso diseñó y que plasmó en el hormigón el artista noruego Carls Nesjar. Activistas culturales e instituciones de todo el mundo se han pronunciado a favor de mantener estas obras en su ubicación habitual, y no en otra como se pretende en el plan de derribo de este edificio. Entre ellos el Colegio de Arquitectos de Catalunya, COAC, que tiene en su fachada un mural muy parecido, también diseñado por el artista malagueño, y ejecutado por el mismo Nesjar. “El mural del edificio del colegio de arquitectos en Barcelona es hermano del de Oslo, era su referencia cuando se hizo a principios de los 60” recuerda su Decana Assumpció Puig. Esos murales era un experimento de “grabar” sobre hormigón una obra monumental y de integración del arte en la arquitectura, como un todo. Es la cara del edificio para los ciudadanos, y así fue concebida tanto por Picasso como por Nesjar. “Es inconcebible que se derribe el edificio y se coloquen los murales en otro lugar, esos murales son el rostro de ese edificio” destaca Assumpció Puig, que también ha puesto en valor el diseño arquitectónico del edificio.

El Y-Block, porque tiene forma de Y, está ubicado en el centro de Oslo, en una zona de edificios gubernamentales que quedaron afectados por los atentados de 2011. Anders Breivic hizo explotar un coche-bomba cerca, asesinando a 8 personas, antes de perpretar la matanza de Utoya. Desde ese momento, el gobierno quiere reformar esa zona donde está el edificio. Y uno de los planes pasa por derribar el bloque Y, almacenando sus murales a la espera de encontrar una nueva ubicación. Algo que para arquitectos y expertos en arte y patrimonio es una auténtica barbaridad. Además de los manifiestos de protesta se ha abierto una causa en change.org

Fuente: Cadena Ser