Select background
Close
Back to list

Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio

Irp News

07/16/2012Rio es la primera ciudad del mundo declarada Patrimonio de la Humanidad

[EL PAIS, 3 JULIO 2012] Después de diez años, los cariocas han logrado que la Unesco incluya Rio de Janeiro entre el patrimonio paisajístico y cultural más valorado del mundo.

Los cariocas han luchado diez años hasta que lo han conseguido: la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha declarado a Rio de Janeiro la primera ciudad del mundo Patrimonio de la Humanidad por su conjunto paisajístico y cultural. La decisión fue tomada por unanimidad en Rusia por los representantes de 21 países que participaron en la votación.

Los principales monumentos del paisaje carioca que justificaron el título como el Pão de Açúcar, Foresta da Tijuca, Aterro de Flamengo, Praia de Copacabana, Bahia de Guenabara y otros, ahora quedarán bajo vigilancia de la Unesco para comprobar su preservación.

La Presidenta Dilma Rousseff en una nota ha afirmado que el título de Rio, ciudad Maravillosa, como Patrimonio de la Humanidad “es motivo de orgullo para todo Brasil” y también un reconocimiento a la capacidad de la ciudad de desarrollar grandes eventos mundiales como el reciente de Rio+20 y los que le esperan y para los que la ciudad ya está en obras de la Copa del Mundo (2014), cuya finalísima será en el mítico estadio de Maracanã y las Olimpiadas de 2016.

La ministra de Cultura, Ana de Hollanda, hermana del cantor y compositor Chico Buarque, que ha sido el alma de la pugna en Rusia para conseguir el ansiado título para Rio, ha subrayado que Rio es la primera ciudad del mundo que conquista este título no solo por sus bellezas pasajísticas y artísticas, sino también por una característica única de la capital carioca: la integración entre la ciudad y sus moradores.

Por ejemplo, en las playas más de lujo de Rio como Ipanema, Leblón o Copacabana, se encuentran juntos, en armonía las clases más altas de la sociedad con los habitantes que bajan de la favelas, que al revés, por ejemplo en Sâo Paulo, están aisladas en la periferia de la ciudad. En Rio las favelas más famosas están casi todas integradas con el paisaje, en los llamados “morros”, con vistas espectaculares de la ciudad.

Jurema Machado, coordinadora de Cultura de Unesco de Brasil que ha acompañado de cerca las tentativas de Rio de convertirse, como ciudad en su conjunto, Monumento de la Humanidad, ha querido sin embargo subrayar que no todo son rosas en la ciudad Maravillosa. Por ejemplo, una asignatura siempre pendiente, casi un cáncer en el corazón de la ciudad es la contaminación de la Bahia de Guenabara, una de las más bellas y sucias del mundo.

Al igual, Rio necesita completar su trabajo de “pacificación” de las favelas, para disminuir el alto potencial de violencia que aflige a la ciudad. Y por fin, parar la hemorragia de la ocupación de las áreas verdes en la especulación inmobiliaria o en el desarrollo de las favelas.

Brasil, además de Rio posee otros 18 bienes culturales y naturales en la lista de los 911 reconocidos por Unesco. Entre ellos figuran Ouro Preto, Olinda, Centro Histórico de Salvador de Bahia, conjunto urbanístico de Brasilia, Centro Histórico de Goiás, etc,

De la ciudad de Rio, en particular, el gran Corbousier, decía que era la única ciudad del Planeta que no podía ser planificada porque la Naturaleza la había hecho “única e intocable”.

Y José Saramago escribió que Rio era tan particular que “era imposible describirla”.

A todo ello hay que añadir que el mundo gay la ha declarado por su cuenta, la ciudad “más acogedora del mundo para con los diferentes”. Y es cierto. Quién llega a Rio es considerado enseguida carioca por su gente, la más informal del mundo.